Información sobre los presidentes de la junta directiva del banco DEUTSCHE BANK Anshu Jain y Jürgen Fitschen así como de sus grandes accionistas

El banco DEUTSCHE BANK fue fundado en marzo de 1870. Él se convirtió en uno de los bancos más influyentes de Alemania a lo largo del siglo XX, a través de adquisiciones y fusiones entre otros medios. El banco tuvo una decisiva participación en la financiación de las dos guerras mundiales emprendidas por Alemania así como en la del régimen fascista de Adolfo Hitler. Durante la época del nacionalsocialismo el banco tomó parte en procesos de “arisación” . El banco, según está demostrado, contribuyó a la financiación del campo de concentración de Auschwitz y se lucró a través de las transacciones de oro del régimen nazi. Posteriormente el banco logró eludir una acusación dentro de los procesos por crímenes de guerra de Nuremberg, sólo a través de influencias del más alto nivel y ya en el marco de la naciente política de la denominada “guerra fría”.

Hoy en día el DEUTSCHE BANK es una sociedad anónima, con sede en Fráncfort del Meno, con importantes sucursales en Londres, Nueva York, Singapur y Sídney. Para finales de 2012 contaba el banco con 98 mil trabajadores y un resultado de balance de 2,2 billones de euros. De este modo se ha conviertido en la más grande institución crediticia alemana y en el tercer banco más grande del mundo. Como banco universal, el banco ofrece la más amplia variedad en servicios bancarios y financieros, lo que desde el punto de vista jurídico de algunos estados es visto como crítico y problemático, ya que en los diversos campos de actividades se pueden presentar masivos conflictos de intereses.
Con una cuota de mercado de cerca del 21% (en 2008), el banco está considerado como el más grande comerciante de divisas. El banco le da especial interés a la inversión de banca por medio de la emisión de acciones, préstamos y certificados. La sociedad de valores DWS Investments, una empresa hija ciento por ciento del DEUTSCHE BANK, tenía en 1999 una cuota de mercado de más del 20% en Alemania. En cuanto a la banca minorista en Alemania contaba con cerca del 15% para 2010, incluyendo la cuota de mercado de su empresa hija Postbank. En un estudio publicado por la institución educativa suiza ETH de Zurich, fue considerado el DEUTSCHE BANK en 2011 como la décimo segunda empresa más influyente de la economía mundial.

A lo largo del período de crisis iniciado en 2007, el banco a continuado sus actividades sin necesidad de ayuda estatal directa. Dentro de las más importantes ampliaciones de la empresa en los últimos tiempos se pueden destacar la compra de la empresa de seguros de vida Abbey life a la empresa británica Bank Lloyds TSB en 2007, la compra de Sal. Oppenheim en 2009 y la de la mayoría de acciones del Deutsche Postbank en 2010. Un sumario en los EE.UU. en contra de DEUTSCHE BANK por facilitar un fraude fiscal fue archivado en 2010 con el pago de una multa.

El FSB (Foro de estabilidad financiera) catalogó al banco como ‘instituto financiero sistemáticamente significativo’, con lo que quedó sometido a un seguimiento riguroso, así como a estrictas condiciones en el aprovisionamiento de capital propio. Debido su entramado internacional, una eventual quiebra del banco es considerada tan riesgosa, que afectaría los mercados internacionales. Por esta razón el banco, junto con otras tres instituciones, debe demostrar la hasta ahora más alta sobretasa de 2,5 puntos porcentuales del capital propio según el estándar de Basilea III.

Anshu Jain es ciudadano británico de ascendencia india. Tras sus estudios en la India y los EE.UU. trabajó para dos bancos de inversión norteamericanos y sentó las bases en la institución MERRILL LYNCH del primer departamento para el manejo de Hedgefonds . Jain comenzó en 1995 a trabajar para el DEUTSCHE BANK en Londres. En los cinco años siguientes, en los que Jain estuvo a cargo de la dirección de la banca de inversión del banco, ganó su departamento 16 millardos de euros neto, tras retención de algunos bonos. Según la revista WirtschaftsWoche aproximadamente 50% de las ganancias del DEUTSCHE BANK en 2005 tuvieron efecto gracias al departamento de Jain. Debido a este éxito Jain ha liderado el rango de la nómina del banco en los últimos años y se ha consolidado así como el empleado mejor pagado de una sociedad anónima alemana. En la revista Financial News obtuvo el segundo lugar en la lista de las cien personas más influyentes.

Como consecuencia de la crisis inmobiliaria desatada en los EE.UU., se presentaron diversas acusaciones en contra de Jain en la primavera de 2008. El que por años se considerara como el sector más exitoso de la DEUTSCHE BANK AG, el Corporate Banking & Securities, presentó en el primer trimestre de 2008, bajo la conducción de Jain, una baja en el IVA de 1,6 millardos de euros, después de la depreciación de millones de créditos para la financiación en la compra de empresas y de un dramático desplome en las ganancias, mientras durante el mismo período del año anterior Jain había alcanzado 2,2 millardos de euros en ganancias. Jain también está acusado de estafa por ser el reponsable de la emisión de certificados de riesgosas hipotecas . Bajo el manto de una ejecución procesal forzosa y con la ayuda de documentos y firmas falsificadas, fueron expulsadas de sus casas 1,6 millones de familias en los EE.UU. por parte de la empresa hija del DEUTSCHE BANK, el DEUTSCHE BANK NATIONAL TRUST, mientras los negocios hipotecarios de Jain le aportaban al banco grandes beneficios en millardos de euros.

A partir de 2009 Anshu Jain se convierte en miembro de la junta directiva del DEUTSCHE BANK y desde junio de 2012 es presidente de la misma junto con Jürgen Fitschen. Ellos dos son los sucesores de Josef Ackermann. Jain es responsable de las ramas de finanzas corporativas, ventas y comercio, así como de las transacciones globales bancarias. En 2008 recibió, al igual que su colega Fitschen, un salario de 4,8 millones de euros. Su fortuna personal asciende a los 60 millones de euros.

El alemán Fitschen trabajó más de un decenio para el CITY BANK antes de que en 1986 cambiara al DEUTSCHE BANK, para el que en primer lugar se ocupó de los negocios en Asia. En 1993 se convirtió en presidente del área de banca mayorista y en 2001 presidente de consorcio en el área de banca de inversión. Tras una reestructuración de la junta directiva en 2002, Fitschen pasó a ser parte del comité ejecutivo donde continuó trabajando para la banca mayorista y desde 2004 es responsable de la gerencia regional a nivel mundial y del comité de gerencia para Alemania. En 2009 se amplió la junta directiva del banco y Fitschen, conservando sus funciones anteriores, regresó a ésta y a partir de junio de 2012 es presidente de la misma. En diciembre de 2012 se dio a conocer un sumario en su contra por fraude en el impuesto general, en relación con el negocio de certificados de CO². Luego fue objeto de la crítica general tras quejarse ante el presidente del estado alemán federado de Hesse, el señor Volker Bouffier, sobre la, según él, desacreditante redada a la central del banco en Fráncfort en relación con el mencionado fraude. Desde 2013 Fitschen ejerce también como presidente de la Asociación Federal de Bancos Alemanes.
Pese a que a finales de 2012 el suizo Josef Ackermann fue reemplazado en sus funciones por Jain y Fitschen, no puede quedar aquí sin ser mencionado. En 1996 Ackermann entró de forma directa a la junta directiva del banco. Entre 2002 y 2006 fue el portavoz de la misma, entre 2006 y 2012 fue presidente único de ésta, así como del comité ejecutivo, y es así el responsable principal de todas las decisiones tomadas durante ese lapso de tiempo. Ackermann fijó como objetivo del banco un rendimiento del capital propio del 25%. Según él, para alcanzar esta meta todo medio estaría justificado. En 2004 hizo parte de los acusados en el ‘proceso Mannesmann’ que trató de la deslealtad en la compra que hiciera Vodafone de dicha empresa. Tras el pago de varias componendas el proceso fue archivado. Dichas componendas ascendían a 5,8 millones de euros, de los cuales Ackermann debía pagar 3,2 millones. Si en cambio de la componenda hubiera tenido lugar una condena a pagar una multa, ésta habría sido de 3,6 millones de euros (720 unidades diarias por cada 5.000 euros, según la ley alemana) y Ackermann contaría ahora con antecedentes penales.

Las acusaciones en contra del DEUTSCHE BANK y los escándalos en que está envuelto son muy variados. De un lado se trata de maniobras bancarias en actividades propias del banco, mientras del otro se trata de la financiación de empresas, con las que el banco hace negocios, a través de prácticas sospechosas y perjudiciales.

En abril de 2013 un consorcio de medios internacionales empezó a publicar informes sobre paraísos fiscales que implicaba a unas 130 mil personas y a todos los grandes bancos. Según estos informes el DEUTSCHE BANK, a través de su sucursal en Singapur, ha fundado más de 300 firmas y fondos fiduciarios en paraísos fiscales, en su mayoría en las Islas Vírgenes Británicas. En muchos de estos casos el banco ha fijado como directora de estas instituciones a su empresa hija REGULA LIMITED. Según varios críticos, de esta forma el banco ha encubierto el flujo de corrientes de dinero y evitado posibles actos punibles. El banco no ha querido revelar en nombre de quién y con qué fin ha hecho esto. Con estos constructos extraterritoriales pueden ser encubiertos lavados de dinero, evasión de impuestos y otros dineros producto de la corrupción. En un folletín el banco expone a sus clientes, sin rodeo alguno, ‘la razón, el manejo y la administración’ de fondos fiduciarios, empresas e instituciones en diferentes países. Para ello se trabaja estrechamente con el asesor fiscal y jurídico del cliente. En la página en internet –dboffshore.com– el banco publicita sus servicios en dichos paraísos fiscales. Allí se puede encontrar por ejemplo que el paraíso fiscal Islas Mauricio ofrece un ‘entorno fiscal de carácter neutral’. El número de empleados en la sede de aquella isla ascendió de cinco a más de doscientos en los últimos años.

En 2012 se dio a conocer que varios bancos, durante muchos años, sobre todo entre 2005 y 2009, manipularon de forma rutinaria las tasas de referencia LIBOR y EURIBOR en beneficio propio. Hay indicios de que con esta práctica el DEUTSCHE BANK, sólo en 2008, habría ganado cerca de 500 millones de euros.
Ludwig Poullain, ex jefe del banco alemán LANDESBANK, ha acusado al DEUTSCHE BANK de haber abusado de su poder en varios negocios, con riesgosas hipotecas, evadiendo obligaciones económicas . Con riesgosos negocios especulativos, que además estaban basados en falsos pronósticos de intereses, el DEUTSCHE BANK (y otras empresas como la JPMorgan Chase & Co.) ganó cuantiosas provisiones, mientras muchas ciudades –como Hagen, Pforzheim, Würzburg, Neuss y Milán–, así como comunidades y regiones enteras de Europa –como la Toscana– perdieron millones de euros, situación que las ha arruinado por completo.

Pero lo más reprochable de todo es que el DEUTSCHE BANK lleva riqueza a sus accionistas con fondos sobre materias primas y agricultura a través de la especulación con alimentos y el acaparamiento de tierras cultivables. Ambos son negocios basados en el hambre. La especulación con alimentos encarece la canasta familiar en las regiones más pobres, mientras que el acaparamiento de tierras implica la expropiación de la tierra a las poblaciones locales, impidiéndoles cultivar sus propios alimentos.
De la misma opinión que muchas ONG y Jean Ziegler, galardonado con el premio Blue Planet por parte de Ethecon, es su sucesor el Profesor Oliver de Schutter –en la actualidad comisionado especial de la ONU para el derecho a alimentación justa–, quien afirma que las oscilaciones en el precio de los alimentos poco tienen que ver con la lógica de la oferta y la demanda, razón por la cual declaró al DEUTSCHE BANK, entre otras instituciones, como responsable del aumento indiscriminado en el precio de los alimentos. Según él, los hedgefonds y los bancos han aprendido que las tensiones entre oferta y demanda prometen grandes premios. Cuando grandes consorcios financieros como el DEUTSCHE BANK y GOLDMAN SACHS imponen altos precios, los productos agrarios terminan también siendo vendidos a altos precios. Tan pronto como los precios aumentan, la gente quiere comprar más cantidad y más rápido, lo cual lleva a un pánico provocado artificialmente.

Expertos del Instituto Alemán para la Investigación Económica han llegado a la conclusión de que dichas especulaciones afectarán los precios del agro de forma cada vez más fuerte. Ahora mismo se pueden calcular y comprobar aumentos de precio entre 20% y 30%. Ya un pequeño aumento en el precio de los alimentos significa, sobre todo en países en desarrollo, que las personas no pueden comprar alimentos suficientes o peor aún, nada. Mientras algunos bancos, debido a la presión externa, han dado marcha atrás, el DEUTSCHE BANK después de una pausa ha reempredido dicha actividad. Al desprovisionamiento de alimentos se añade que grandes consorcios, sobre todo en países emergentes y en desarrollo y, frecuentemente con dudosos métodos, se apropian de grandes extensiones de tierra, en las que los campesinos locales ya no pueden producir sus propios alimentos. Los consorcios muchas veces permiten la producción agraria únicamente para el llamado primer mundo, razón por la cual en aquellos lugares empiezan a escacear los alimentos. Está comprobado que el DEUTSCHE BANK practica y financia dicho acaparamiento de tierras en países como Camboya y Laos.

El DEUTSCHE BANK ha sido también objeto de críticas a causa de un cínico fondo de inversión, con el que se especula sobre la esperanza de vida de las personas. La defensoría misma del banco ha declarado esta práctica como incompatible con “nuestro orden de valores y sobre todo con el más importante de ellos como es la intangibilidad de la dignidad humana”. El db Kompass Life 3 es el más conflictivo de tres fondos de seguros de vida, para los que el banco ha reunido más de 700 millones de euros de pequeños inversores. Normalmente dichos fondos acaparan los seguros de vida para luego cobrar la suma asegurada en caso de muerte. En el caso de db Kompass Life 3 el DEUTSCHE BANK dio un paso más adelante: dejó de vender pólizas verdaderas. A cambio de ello ofrece a los inversores una especie de apuesta sobre el resto de la vida de cerca de 500 personas que son regularmente contactadas por una compañía de rastreo (Tracking company). El producto se basa en complejos modelos matemáticos de aseguración; sin embargo funciona deacuerdo a un principio muy simple pero macabro: entre más temprano mueran las personas de referencia del fondo, mayor será la ganancia para los inversores.

Otro punto de crítica, según muchos accionistas, es la desproporción entre el monto de los bonos para los trabajadores del banco, sobre todo en la banca de inversiones, y el monto de los dividendos. En 2012 recibieron los 98.219 trabajadores del banco como salario la suma de 13,5 millardos de euro. La ganancia neto reconocida se redujo en el mismo año en un 85% a 665 millones de euros. Paralelamente se redujo el monto de la totalidad de los bonos repartidos en sólo 11%, a increíbles 3,2 millardos de euros.

En noviembre de 2012 el banco suprimió las cuentas corrientes gratuitas, en especial para grandes clientes, las cuales cumplían la función de dar estatus a los más adinerados. Según el banco todas las cuentas tendrían ahora que ‘armonizar’ y no se podrían ofrecer más ‘ciertas condiciones especiales que en el pasado se otorgaron en casos especiales’. La crítica no recae desde luego en la supresión de dichas condiciones especiales, sino en el hecho de que antes se hayan otorgado, precisamente a aquellas personas que sin problema habrían podido prescindir de ellas.

Los responsables del DEUTSCHE BANK no tienen ningún escrúpulo en obtener beneficios a costa del medio ambiente, del clima, de los derechos humanos e incluso de la vida de las personas. El hecho de que el banco al mismo tiempo se dedique a hacer greenwashing, es decir, a aparentar una injustificada apropiación de virtudes ambientalistas y ecologistas es el colmo del cinismo, pues además el banco hace parte de los más grandes inversores en centrales nucleares, diques de contención y otros megaproyectos.

Las inversiones que afectan el clima y el medio ambiente, en el área de la extracción de carbón, del DEUTSCHE BANK comprenden también la asistencia en la cotización de bolsa así como el soporte al gran produtor de carbón a nivel mundial COAL INDIA , cuyas zonas de extracción limitan directamente con parques naturales de la India en los que habitan los últimos tigres libres, situación que amenaza gravemente su existencia . Dentro de la percepción de beneficios del DEUTSCHE BANK, hace parte también la financiación de métodos de extracción extremadamente dañinos, como por ejemplo el denominado Mountaintop Removal (un tipo de extracción a cielo abierto) en los Apalaches norteamericanos, en el que las cimas de las montañas son dinamitadas por completo, para después arrojar los escombros, muchas veces tóxicos, al valle más cercano.

De otro lado, medioambientalistas de la organización Rettet den Regenwald han acusado al banco en junio de 2012 de apoyar en la cotización de bolsa a la empresa malasia FELDA, extractora de aceite de palma que para dicho fin desforesta la selva. Con este gesto el DEUTSCHE BANK estaría impulsando indirectamente el continuo desmonte de valiosas superficies selváticas, lo que afecta tanto el clima como el medio ambiente.

Incluso tras el desastre nuclear de Fukushima en Japón, el DEUTSCHE BANK insiste en la inversión y financiación de centrales nucleares. El banco ha otorgado préstamos incluso a la empresa japonesa TEPCO, la misma de la averiada central nuclear de Fukushima, que por cuya responsabilidad en dicho desastre recibiera de manos de Ethecon el premio Black Award en 2011 . Dichos préstamos se han expedido incluso después de conocerse que TEPCO había falsificado informes de seguridad y omitido la realización de reparaciones. Aparte de esto, el banco ha otorgado créditos a empresas como AREVA que trabajan en la extracción de uranio, una actividad que representa inmensos daños no sólo en el medio ambiente, sino en la salud de los trabajadores y de la población asentada en el entorno de las minas.

En el mismo sentido el DEUTSCHE BANK ha adquirido acciones de la empresa multinacional explotadora de recursos naturales GLENCORE , al tiempo que le ha otorgado préstamos, llevando a cabo jugosos negocios . Con este precedente está el banco implicado de forma directa en la larga lista de violaciones y crímenes contra derechos humanos y laborales así como contra el medio ambiente en el marco de la explotación de recursos naturales.

Así mismo el banco mantiene relaciones comerciales con consorcios armamentistas y sus proveedores, sea en forma de préstamos, créditos o acciones a dichas empresas. Entre estas están incluidas empresas que producen las proscritas bombas de fragmentación e incluso bombas atómicas. Estas son las mismas empresas que sin vacilar suministran armas a Estados que irrespetan los derechos humanos y oprimen a sus propios pueblos. Con negocios de este tipo con consorcios como RHEINMETALL y LOCKHEED MARTIN entre otras, el DEUTSCHE BANK obtiene inmensos beneficios.

Esta larga lista podría proseguir por medio de un análisis crítico de las inversiones del banco con sendas empresas con las que sostiene relaciones comerciales. Hasta ahora el DEUSTCHE BANK a establecido como su objetivo principal la maximización de beneficios sin consideración alguna. Sin embargo esto podría cambiar en un tiempo previsible, no por temor a la pérdida de prestigio a causa de los muchos escándalos, sino por problemas económicos.
En el tercer trimestre de 2013 el DEUTSCHE BANK registró una fuerte caída en los beneficios. Este fenómeno se debió en principio a que las reservas para contiendas jurídicas debieron ser aumentadas en varios millardos de euros, evidentemente a la espera de varios procesos en su contra. Uno de estos fue anunciado casi inmediatamente después, cuando la nacionalizada empresa norteamericana, financiadora de inmuebles, FANNIE MAE declaró querer proceder en contra de nueve grandes bancos. Ante un tribunal federado en Nueva York la empresa acusó a varias instituciones financieras, entre ellas al DEUTSCHE BANK, por el escándalo en el caso de las manipulaciones del índice de referencia LIBOR con el que la empresa registró pérdidas de cerca de 800 millones de dólares . Varios procesos más, así como el pago de indemnizaciones por daños y perjuicios podrían estar por venir.

Los grandes accionistas así como la dirección del banco son los responsables de las decisiones del DEUTSCHE BANK. A ellos pertenece el consorcio, ellos dirigen la empresa. A su cuenta se pueden sumar la ruina de la salud humana y la destrucción del medio ambiente con especial estilo e, incluso la muerte misma de muchas personas. Ellos no solo representan un peligro para la paz y los derechos humanos, sino para la democracia, la ecología y la humanidad en general. Ellos actúan en pro de la acumulación de poder personal así como de riquezas de carácter privado. De esta manera ellos pisotean la moral y la ética y asumen el hundimiento de la tierra como parte de su propio beneficio.

ethecon ve en el actuar de los grandes accionistas, de los presidentes Anshu Jain y Jürgen Fitschen, así como en el de los demás responsables de la dirección del DEUTSCHE BANK un aporte escalofriante a la ruina y destrucción de nuestro planeta azul y su mutación en un planeta negro. Por el susodicho irrespeto y la violación a la ética humana, ethecon – Fondación Ética & Economía – amonesta a los responsables del DEUTSCHE BANK con el Internacional ethecon Black Planet Award 2013.

Vista preliminar      ir arriba
Facebook Twitter YouTube Flickr
Donar on-line!